consultoras-franquicias-abogados-empresasconsultores-franquicia-abogado-empresaconsultoras-franquicias-abogados-empresasconsultores-franquicia-abogado-empresaconsultoras-franquicias-abogados-empresas 91 375 83 19 - 91 375 83 21

Recomendaciones para elegir a un buen franquiciado

  • Publicado en Consultores de Franquicias
  • Email

asesores-de-empresa-franquiciado-elegir-franquiciadoCon la elección del franquiciado la enseña deja en manos de una tercera persona parte del mantenimiento del prestigio y del éxito de la compañía. 

El franquiciado contará para ello con la cesión del know how, del uso de la marca y de los manuales técnicos del negocio a cambio del pago de unos cánones o royalties. La nueva franquicia deberá constituirse como una empresa independiente pero con sentido de red y coherencia dentro de la compañía.

Los objetivos serán para el franquiciador lograr la expansión de su marca a través del modelo de negocio en franquicia, mientras que el franquiciado tendrá como meta rentabilizar la inversión de dinero y trabajo puesto en la actividad empresarial.

Uno de los primeros pasos que deberá acometer la empresa a la hora de elegir a sus franquiciados es decidir qué tipología se adapta más a su estrategia: franquiciados de autoempleo, de inversión o de ambos, o si además se desechará alguno de estos tipos de candidatos.

En líneas generales, la franquicia de autoempleo está caracterizada por un emprendedor que debe estar capacitado y dispuesto a ofrecer aportaciones tanto económicas como profesionales para dirigir la actividad empresarial de la enseña.

En las franquicias de inversión, el franquiciado será una persona con la capacidad económica necesaria para entrar en la cadena de franquicias, pero que delegará la gestión de la actividad profesional en una tercera persona.

La decisión de la tipología de franquiciado más adecuada puede ser modificada a lo largo de la vida de la empresa, ya que las cualidades y capacidades que necesitemos que tengan nuestros franquiciados variarán.

Es prioritario asegurarnos de que nuestros candidatos a franquiciados tengan el máximo conocimiento posible de las características, ventajas e inconvenientes del modelo de negocio, para evitar de esta manera situaciones incómodas futuras al no cumplirse posibles expectativas irreales.

Será especialmente importante que el aspirante sea consciente de que el modelo en franquicia implica un aumento del control de las acciones llevadas a cabo, pérdida de poder en las decisiones estratégicas, mermada libertad en comparación con la de un negocio tradicional en cuanto a marketing, menor peso en las decisiones empresariales, así como la entrada en una actividad empresarial cuyo trabajo no tiene límite de horarios.

El franquiciador deberá ocuparse de seleccionar rigurosamente a los franquiciados, utilizando para ello todos los recursos de los que disponga y valorando todas las cualidades, capacidades, características personales y antecedentes laborales de los aspirantes.

Un proceso muy extendido en la selección de franquiciados reside en someter al aspirante a una autoevaluación personal. Si bien pudiésemos dudar de lo verídico de las respuestas, hay que recordar que el candidato es el primer interesado en obtener el éxito con el negocio en el que va a invertir trabajo y dinero.

Uno de los errores más frecuentes en franquicia es el poco rigor puesto en la mala elección del franquiciado. Por lo tanto habrá que otorgarle al proceso de elección del franquiciado la importancia equivalente a su posterior valor para la empresa.

Los errores más habituales en la selección del franquiciado suelen ser:

•  
La utilización de consultores externos insuficientemente informados de las necesidades y objetivos reales de la empresa.

   Primar criterios cuantitativos por la necesidad imperiosa de acaparar mercado para desplazar a la competencia.

   Inexistencia en la central franquiciadora de exigencias cualitativas a tener en cuenta.

   Tendencia al laxismo producido por comodidad o desconocimiento.

Sin duda para acertar en el proceso de selección de franquiciados es necesaria una correcta estructuración de la estrategia de expansión en franquicias, que permita a la enseña conocer cuáles son sus necesidades para poder así establecer criterios de selección.

Por último, igual de importante será responsabilizarnos de la correcta información del aspirante acerca de todas las características de la franquicia.

 

 

 

Reciba nuestraNewsletter

     Acepto aviso legal